Todo sobre las E.T.S.

Las enfermedades de transmisión sexual se ha convertido en una de las grandes preocupaciones entre las personas en edad reproductiva. Las tendencias a ser cada vez más precoces en nuestras primeras relaciones, el mayor aumento de las parejas sexuales y el incremento de los divorcios ha puesto en valor los llamados métodos anticonceptivos de barrera entre el que se encuentra el famoso preservativo.

¿Qué son y qué las causa?

Las infecciones de transmisión sexual pueden ser transmitidas de persona a persona al tener relaciones sexuales de forma vaginal, anal u oral. Casi el 100% de estas infecciones se pueden prevenir. Aún así se tratan de un problema que persisten y se encuentran en crecimiento. Según la Organización Mundial de la Salud en 2019 hubo 376 millones de nuevos casos.
El problema viene acentuado por el incremento de parejas sexuales, a mayor cantidad de parejas sexuales existe una mayor probabilidad de infección. En 2017 según el periódico español "El País", el 30% de los adolescentes menores de 18 años reconocía haber tenido 4 parejas sexuales. Pero este no es el único colectivo en riesgo. El incremento de divorcios en mayores de 45 años hace que este sector de la población también este expuesta a una infección de este tipo.
Las infecciones de transmisión sexual están causadas por microorganismos  ya sean virus, bacterias o parásitos. Y pueden transmitirse a través de la sangre , por intercambio de fluidos sexuales o por transmisión vertical, es decir, una mujer puede transmitirlo a su hijo durante el embarazo, en el parto o durante la lactancia.

¿Tener una infección es estar enfermo?

Tener una infección de transmisión sexual no es exactamente estar enfermo. Una persona se considera enfermo cuando manifiesta síntomas. En algunos casos, pueden pasar incluso años hasta la aparición de síntomas. En consecuencia, hay muchas personas infectadas que todavía no lo saben y que infectan de forma involuntaria a sus parejas sexuales.

¿Cómo de grave son las infecciones/enfermedades de transmisión sexual?

La gravedad de una I.T.S. depende de la enfermedad que sea, pues hay muchas y todas no son igual de graves. La mayoría son curables siempre y cuando se diagnostiquen a tiempo. Pero algunas, si no son tratadas pueden causar a largo plazo infertilidad, dolor crónico, mayor disposición a contraer el VIH y hasta provocar cáncer.
Una de las frecuentes es el virus del papiloma humano o HPV.  Es una enfermedad silenciosa que puede ser detectada en las revisiones ginecológicas periódicas, y que en los casos más graves puede provocar cáncer de cérvix. Aunque actualmente esta enfermedad cuenta con vacuna, sigue siendo este cáncer uno de los de mayor incidencia entre la población femenina. 

¿Cómo prevenir una E.T.S.?

La forma de prevención mas extendida del VIH, HPV y otras enfermedades de transmisión sexual es el uso de condones o preservativos. Consíguelos aquí.