Todo sobre bolas chinas

Te contamos todo sobre las bolas chinas, así después de la lectura de está página tendrás claro que las bolas vaginales te servirá para tener un suelo pélvico ejercitado lo cual te resultará de gran importancia.

¿Para quién está indicado su uso?

Más allá del uso recreativo o lúdico de las bolas chinas, éstas tienen un sentido preventivo y terapéutico al ejercitar el suelo pélvico.
En principio, está indicado a cualquier mujer sana en edad adulta con un mínimo de fuerza en su suelo pélvico.
Las bolas chinas tienen un uso preventivo en los siguientes casos:
  • mujeres que planifican un embarazo.
  • tras uno o dos partos y siempre dejando de usar una cuarentena tras el parto.
  • ante la llegada de la menopausia.
  • mujeres que vayan a someterse a una cirugía ginetourinaria o del suelo pélvico siempre bajo supervisión médica.
  • mujeres con problemas de estreñimiento crónico
  • mujeres con prolapso leve sin olvidar consultar a un fisioterapeuta experto en suelo pélvico.
  • mujeres con sobrepeso u obesidad.
  • mujeres que suelen cargar peso o que hacen deporte de impacto.
De forma paralela al tratamiento de fisioterapia en los siguientes casos:
  • incontinencia urinaria.
  • recuperación post parto.
  • disfunción sexual; falta de sensibilidad, problemas de lubricación o disminución de intensidad del orgasmo.

¿Cuándo no usarlas?

No usarlas en caso de menstruación, hipertonía, infección urinaria, dolor al introducir las bolas y embarazo. En caso de embarazo consultar a un
fisioterapeuta que te programe ejercicios preparatorios para el parto.

¿Cómo debería empezar?

Al principio es conveniente usar bolas de mayor diámetro y menor peso, y conforme se vaya ejercitando la musculatura pasar a un diámetro
menor y de mayor peso. Se puede empezar por una bola y conforme se avance en el entrenamiento ir utilizando dos. Para evitar sustos,
no usar bolas sin cordón extractor. En general, al principio del entrenamiento el tiempo de utilización debe ser de 10-15 minutos dos veces
a la semana. E ir aumentando el tiempo si se va progresando en el entrenamiento. En cualquier caso seguir las indicaciones de tu fisioterapeuta o
leer las indicaciones del fabricante de las bolas.

¿Cuándo y cómo limpiarlas?

Limpiar las bolas siempre antes y después de cada uso con agua tibia y jabón neutro. También se puede utilizar algún producto higienizante para estos usos.

¿Qué material elegir?

Una vez que tenemos claro cómo empezar, pasamos a la composición del material de las bolas chinas. El material debe ser silicona y otros
materiales de grado médico. No utilizar bolas de las que desconfíes su procedencia y la de su material.
Consiga sus bolas y empiece su entrenamiento cuanto antes.

¿Qué hacer en caso de duda?

En ningún caso la información aquí ofrecida es sustitutiva de la pertinente consulta médica o fisioterapéutica.